Palaciu de Camposagrado

El origen del edificio está en el palacio proyectado por el arquitecto Francisco de la Riva en 1719 para la familia Bernaldo de Quirós, correspondiendo a este momento el zócalo y parte de la primera planta, paralizándose pronto el proceso constructivo hasta 1744, cuando otro arquitecto, Pedro Antonio Menéndez, retoma el proyecto, manteniendo las dimensiones y el carácter exento del edificio pero variando su diseño, terminando su construcción en 1758.
Se trata de un gran edificio en forma de bloque cúbico, con un gran patio interior y dos plantas separadas por una línea de imposta, contando la planta inferior con un doble piso, en forma de bodega y entresuelo. Cuenta el edificio con dos portadas principales, en las que se combinan elementos propiamente barrocos, como las pilastras cajeadas, los balcones enrejados y las molduras de orejas, enmarcando todo ello unos vanos de acceso de dimensiones monumentales al igual que el muy pronunciado alero que remata la fachada, sobre los escudos de la familia promotora. En el siglo XIX el palacio tuvo uso como casino y ya en el siglo XX pasó a convertirse en sede judicial, función que mantiene en la actualidad.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Scroll to Top