Vivienda mariñana

Vivienda campesina del tipo denominado “casa mariñana” (C. Cabal), cuyo modelo aparece distribuido por toda la región, convirtiéndose en un referente tradicional. Su origen se remonta al siglo XVI, repitiéndose el mismo esquema hasta el s. XIX, cuyo prototipo parece haber sido impulsado por los terratenientes como vivienda para los colonos. Se trata de una vivienda de una sola planta (terrena) cuya estructura se repite en la gran mayoría de los casos: sección rectangular con cubierta a dos vertientes y caballete de soporte de la techumbre paralelo a la línea de fachada, que suele estar orientada al sur o al este. La portada sigue una distribución simétrica dividida en tres tramos, el central abierto con un portalón, y a los lados los “martillos” o cuartos de afuera empleados habitualmente como dormitorios, en cuyos muros de fachada se abren sendas ventanas. Dentro del portal hay dos puertas que comunican con dos espacios separados, uno destinado a cocina y el otro a cuadra o corte para el ganado, en cuya zona alta el muro queda abierto para utilizarse como tenada o pajar. La fachada posterior suele ser ciega, o abierta con escaso número de vanos.
A. Paredes recoge las medidas estándar cuya media es de 12, 9 m. x 10,9 m., con escasas variantes. El material constructivo es mampostería de piedra, en la mayoría de los casos revocada, empleando en la cubierta teja vana de barro rojo, dispuesta a canal y cobija, para la cubierta.

Compartir

Ir arriba