Iglesia de San Juan

Iglesia ya citada en la documentación de época de la monarquía asturiana, en el siglo X, que en su configuración actual se muestra como un edificio del románico tardío (del siglo XIII) muy transformado posteriormente. Tiene planta rectangular, con una única nave con cubierta de madera y una cabecera cuadrada con bóveda de cañón. Al exterior, cuenta con un pórtico en el lado sur, que antecede a la portada principal del edificio, muy sencilla, formada por un arco apuntado de una sola rosca. Se conservan elementos decorativos románicos en algunos canecillos del exterior de la nave y de la cabecera, así como en la portada de la fachada sur y en el arco de triunfo que, en el interior del edificio, separa la nave del ábside. En la fachada oeste se eleva una espadaña de dos vanos. 

Compartir

Ir arriba