Palacio de Valdecarzana

La portada es el único elemento arquitectónico que resta del antiguo palacio de Valdecarzana, surgido en la baja Edad Media y asiento de una de las grandes familias nobiliarias de Asturias. 

Esta portada a la antigua parcela del palacio es obra de Juan de Cerecedo, y está construida a base de sillares regulares, que conforman un vano de acceso en forma de gran arco de medio punto, flanqueado por dos torres semicirculares, adosadas al muro, estando todo el conjunto rematado por una cornisa muy saliente sobre la que se dispone una hilera de merlones que rematan en bolas.  En el centro de la cornisa o friso se sitúa el escudo de la familia de los Cienfuegos, flanqueado por otros seis escudos de familias vinculados al palacio. 

En el resto de la parcela se conservan las ruinas de la antigua construcción, una torre bajomedieval y la casa palacio que se desarrolló en torno a la misma y que fue utilizada como cuartel por los franceses durante su ocupación de Asturias en 1809. 

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Ir arriba