Palacio de Miranda-Valdecarzana-Heredia

El origen de esta construcción está en el palacio de la familia del marqués de Valdecarzana, construcción que a finales del siglo XVIII se encontraba en un estado de abandono que favoreció su adquisición por parte de la familia Heredia, que promovió un ambicioso proyecto de renovación y ampliación del edificio. El edificio original había sido construido entre 1627 y 1629, con diseño de Juan de Naveda o Gonzalo Güemes Bracamonte. Una vez que el palacio pasa a manos de los Heredia, se lleva a cabo su reforma y ampliación, con proyecto del arquitecto Manuel de Reguera. El palacio pasa a convertirse en una gran construcción exenta, con cuatro fachadas y un patio central. Se respetaron tres fachadas antiguas y se construyó la gran fachada (en estilo barroco clásico) que en la actualidad mira hacia la plaza de la Catedral, en la que se ubicó el escudo de la familia. Cuenta esta fachada con tres alturas, en las que se suceden rítmicamente ventanas y balcones, con la calle central destacada en planta y presidida, el piso superior, por el gran escudo de la familia Heredia.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Ir arriba